Follow and Join

San Vicente nos dijo: “La caridad es un fuego que actúa sin cesar”

La AIC – Asociación Internacional de Caridades – es hoy una red de 150,000 voluntarios locales, esencialmente mujeres, que desarrollan acciones de terreno para luchar contra la pobreza en 53 países de África, América latina, Asia, Europa y EEU.

Hoy en día existen más de 13.000 acciones en 53 países a través de toda la red AIC. Se trata esencialmente de acciones de educación, de salud y de reinserción social. Numerosas acciones AIC llevan también un acompañamiento individual a las personas, como visitas domiciliarias, sobre todo a las personas mayores, visitas en los hospitales, o en las cárceles. El 70% de los destinatarios de las acciones AIC son mujeres y sus hijos, que son los más afectados por la pobreza y la injusticia. La AIC se compromete con ellas en su búsqueda de promoción y autonomía, convencida de que son actrices esenciales en la lucha contra la pobreza.

Estas acciones son desarrolladas por los voluntarios locales AIC en respuesta a las situaciones de pobreza que encuentran en sus comunidades. La pertenencia a una red internacional fomenta el intercambio de experiencias y buenas prácticas, aumenta sinergias, favorece complementariedades, lo cual permite luchar de manera más global contra las pobrezas.

He aqui algunas de esas acciones…

“TSIRY”: La educación para luchar contra la pobreza – Madagascar, Sur-Este

“Ahora se leer y escribir. ¡Qué alegría ser valorada y considerada como una auténtica ciudadana!”.  Desde el 2010, 2.619 adultos, mayoritariamente mujeres y 1.145 niños han participado al programa de alfabetización iniciado por los voluntarios AIC del Sur-Este de Madagascar. Cada día se reparte un plato de comida a los niños, lo que los motiva y contribuye a mejorar su salud y sus resultados escolares. Los adultos reciben un pequeño capital (alrededor de 107€) al final de la formación para poder empezar una actividad como un huerto, la pesca, la cría de aves, etc.

Acogida de migrantes: “Nadie es extranjero” – Italia, Torino

En un inmueble de la ciudad de Turín, 40 familias llegadas del mundo entero, principalmente madres solas con niños pequeños, aprenden a vivir juntos y a integrarse en la sociedad con la ayuda de las voluntarias AIC. Para favorecer su integración, su autonomía y la inserción en el mundo laboral, las voluntarias AIC proponen diversos servicios: acompañamiento personal, cursos de idiomas, formación profesional, ayuda para las gestiones administrativas y diversas actividades que favorecen la integración. Para los niños se propone también una ayuda para los deberes escolares y actividades recreativas.

Formación: “Producción solidaria y comunidades reforzadas” – República Dominicana, región Norte y Este

Extenso proyecto de reinserción profesional desarrollado por la AIC República Dominicana desde el 2014. Más de 400 personas excluidas del mercado laboral se benefician de una capacitación profesional así como de talleres de educación a la gestión participativa y cooperativa, a los derechos del trabajo, a los derechos humanos y a la familia, etc. El objetivo es encontrar un empleo, sea en el sector privado o creando una actividad generadora de ingresos a domicilio.

Educación: “Formación para un Trabajo Digno” – Guatemala, Ciudad de Guatemala

Desde principios del 2016, mujeres que viven en un barrio pobre al lado de un vertedero de basura en la ciudad de Guatemala están participando en una capacitación organizada por las voluntarias de la AIC (fabricación de piñatas, peluquería, costura, servicio de mesa). Una oportunidad para crear a más largo plazo una pequeña actividad generadora de ingresos, además de la recolección y venta de residuos. Interpeladas por la extrema pobreza que sufren las mujeres que viven en este basurero, las voluntarias AIC decidieron apoyarlas en este nuevo rumbo. El Objetivo del proyecto es asegurar una mejor autonomía financiera y un trabajo más digno para un centenar de mujeres.

Lucha contra la violencia doméstica: “Hogar San Vicente” – Francia, Antibes

‘¡No sabía que mamá sabía reír!’ Desde hace 15 años las voluntarias AIC acogen a mujeres víctimas de violencia doméstica en un hogar donde les ofrecen durante unos meses un marco de vida comunitaria y familiar que les ayuda a reconstruirse, a volver a encontrar un empleo remunerado, así como un alojamiento independiente.

 

 

Nutrición e integración social: “Ven a comer conmigo” – Cuba (proyecto nacional)

En Cuba el único apoyo que reciben las personas mayores consiste en una canasta de alimentos de base.   Las voluntarias AIC desarrollaron en todo el país un proyecto que consiste en ir a recoger esos alimentos, cocinarlos y luego invitar a las personas mayores a sus casas para compartir con ellas las ricas comidas que han preparado.  Esa oportunidad de recibir una alimentación sana en un ambiente familiar mejora su salud y les permite salir del aislamiento en el que acostumbran vivir.

No comments yet.

Deja un comentario